Metamorfosis: Lim Yong Hee

Ir abajo

Metamorfosis: Lim Yong Hee

Mensaje  Invitado el Jue Sep 16, 2010 2:00 am

Nombre: Metamorfosis: Lim Yong Hee
Personajes: Lim Yong Hee y el gato negro que siempre la sigue/Taeyang (Secundario este ultimo)
Advertencias: ninguna
_________________________________________________________________________

Intro:

Lim Yong Hee, es Coreana nacida en Corea del Norte, ella a causa de un pelea muy grave que tubo con su hermano, que provoco que se distanciara de el, es emancipada, por lo cual vive lejos de su familia. Eso tubo como consecuencia que su forma de pensar se volviera demasiado seria y se uniera al ejercito.

Un día se une a un proyecto, que otro día describiere. Este proyecto poco a poco fue abandonado en su totalidad, no obstante algo la retenia en la casa que se le dio a todos, su seriedad. Al final el miedo a la soledad, hizo que tuviera su Metamorfosis.

Historia:


-¿Hola? -ya no caminaba a paso militar, como lo hacia siempre, su uniforme estaba todo sucio, con algunos desgarres, tenias raspones en cara y piernas.

-¿Señora Alicia? ¿Im? Dai? -sintió miedo, miedo de estar sola- ¿ALGUIEN?- paro un rato y miro por todos lados, en cada intimo rincón de la casa -¿Estoy sola? -susurro por lo bajo- ¿Señor Iván? -recorrió la casa que antes albergaba a toda aquellas personas- ¿Oppa? ¿Yao?- con cada llamado aumentaba el tono.

Una lagrima cayo por sus ojo derecho -RESPONDAN- grito con toda su fuerzas. Se puso a recorrer los lugares cercanos a la casa, como un pequeño bosque, o las cavernas - ¿ALFRED? ¿KIKU? - su paso se acelero, buscaba a alguien, quien sea, ya no le importaba si era su hermano, o Clemente, tan solo quería, hablar con alguien, saber que no estaba sola.

-¿Estoy Sola? - empezó a llorar, la soledad la había vencido, no pudo ocultar sus sentimientos y mantenerse seria, como siempre lo haría

- sola, sola en esta maldita casa-se encamino hacia el lago, esperando encontrarse con alguien –Sola- Vio como el sol se ocultaba, atrás de la arboleda
-Sola- las lágrimas no paraban de brotar de sus ojos, se acurruco sobre el piso de madera, frió y húmedo, del muelle - estoy sola- aunque vivía en una casa, alejada de toda su familia, principalmente de su hermano. Nunca había sentido la soledad, hasta este momento, que se traslado a aquella casa con otras personas, para un proyecto que poco a poco fue abandonado.

-Sola- susurro antes de tomar su pistola- solo una bala bastara -reviso si estaba cargada, para su "suerte" lo estaba, ya había tomado una decisión no quería estar sola, puso el cañón en su sien, ya estaba apunto de tirar del gatillo cuando un pequeño maullido la distrajo y le dio algo de esperanza, miro hacia donde escucho el maullido, de entre los árboles y arbustos, un pequeño gato, negro se asomo -no deberías estar solo-sonrió, mientras guardo la pistola, aquel gato siempre la seguía, mas no era de ella y nunca se preocupo por el, hasta ese día -ven, no te haré daño-su corazón que parecía de acero, se ablando, como los días antes de la pelea que la distancio de su hermano, ya no se mostraba seria.

-vamos-miro al gato, quien se acerco a ella -eso es- el gato ya estaba al lado de ella -eres lindo- dijo con una voz dulce de niña pequeña, a pesar que lo aun lo era, hacia tiempo que no la utilizaba. Lo tomo en brazos y se dedico a acariciarlo.

Ya no se sentía sola, pero igual un vació perduraba, no le era suficiente con tener a un gato que la acompañara, quería a un ser humano, con quien hablar, que la entendiera, su hermano -Te voy a llamar Taeyang (Sol)- abrazo al animal, como propio y tomo una decisión, terminaría de una vez por todas, esa relación de odio con su hermano.

-Creo que lo mejor es que vuelva a mi casa, claro no lo are sola, ahora eres Mio-sonrío por ultima vez, antes de encaminarse a la cabaña de su grupo y guardar sus pertenencias, además de cambiarse a su Hanbok. -ninguno de los dos estaremos solos, Taeyang- antes de irse para siempre, de aquella casa, paso por el comedor, que ninguna señal de vida tenia, tomo algunas cosas y se marcho, dejando detrás su casa.

Ya estando lejos, una vaga figura empezó a aparecer en aquella casa, era traslucida, blanca, mas no era un ser humano. Idéntica a ella, en su cara se mostraba la seriedad que siempre estuvo con ella hasta ese día, vestía el uniforme militar que su antigua dueña dejo.

Ese día que salio a flote su antiguo ser.

Inicio una nueva vida, lejos de ser como antes, pero aquel Doppelgänger, se quedo para siempre en aquella casa.

Lim Yong Hee.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.